Política
Se juntó con Lula

Operación Jaja o el "retorno": Alberto de verdad cree que tiene liderazgo político

Alberto Fernández recoge entre la basura, y en su mundo idílico, del que cree que ha sido un buen Presidente, junta fuerzas para creerse que tiene chances, y va sumando porotos pensando en 2027. (Dibujo: NOVA)

Como buena ave de carroña, Alberto Fernández aprovecha cada resquicio para poder sumar un poroto a su ¿acabada? vida política, por lo que, ahora, en el marco de la tragedia ecológica que vive Brasil, viajó hasta ese país para encontrarse con un viejo amigo: Luiz Inacio Lula Da Silva.

“Hoy tuve la enorme dicha de volver a reencontrarme con mi amigo de siempre, el presidente de Brasil @LulaOficial.

Le transmití nuestra solidaridad por la tragedia que vive el sur de Brasil como consecuencia de las tremendas inundaciones que han dejado centenares de víctimas y cuantiosas pérdidas materiales”, posteó el ex presidente argentino.

Convencido de que aún tiene alguna chance de ser políticamente factible, y considerando que el escenario con Javier Milei es desastroso, está convencido de que cualquiera es una buena opción antes que el libertario.

En su idílico mundo, Alberto dejó un “país funcionando”, y no se hace responsable del desastre que ocasionó su pasó por la Quinta de Olivos, que la gente terminó votando a alguien que les dijo la verdad, aunque sea dura y cruel: que venía a empobrecer, a destruir y terminar con lo poco que había, por supuesto que no usando estas palabras, pero fue casi lo mismo.

“Pudimos analizar el presente que nos toca vivir en el mundo y en especial en el vínculo entre nuestros países. Ambos creemos que por encima de las singulares circunstancias que vivimos, los pueblos de Argentina y Brasil están indisolublemente unidos. Una vez más pude ver y sentir el amor con el que Lula habla de nuestro pueblo”, siguió escribiendo Alberto, que tiene más actividad en las redes sociales desde que dejó la Presidencia hace ya varios meses.

“Todos debemos unir esfuerzos para que nuestras relaciones culturales y comerciales no decaigan. Debemos entender que tenemos un destino en común que ningún capricho ideológico puede vulnerar”, cerró, y fue ahí donde nuevamente le erró. ¿Raro no? Porque justamente al conocerse las consecuencias del desastre ambiental que ocasionaron las inundaciones, dejando de lado todo tipo de rencillas y diferencias ideológicas, el Presidente de la Nación, envió ayuda humanitaria para Brasil. ¡Alberto quedó en off side y el tribuneo le salió mal!

Por supuesto, las reacciones son varias. Entre algunos que aprobaron el encuentro, también hubo cientos, miles, que los criticaron por representar esa vieja política de la que todos parecieron haberse cansado.

¿Alberto cree en su fuero íntimo que tiene chances en 2027 quizás? ¿Esto es una operación retorno o más bien una operación Jaja?

Lectores: 382

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: