Interior del país
Benjamín Cruz

Benjamín Cruz da un paso al costado de la Secretaría de Seguridad en la capital salteña

El Secretario de Seguridad de Salta, Benjamín Cruz volverá al ámbito Municipal.

Finalmente, aunque no del modo que muchos esperaban, el secretario de Seguridad de Salta, Benjamín Cruz, decidió dar un paso al costado del cargo que ocupaba desde diciembre del 2019. Responsable directo de la renuncia del ex milico Juan Manuel Pulleiro, y la casi renuncia del ex juez Abel Cornejo, ex y actual ministros de seguridad, respectivamente; Cruz fue muy cuestionado por ser el culpable de crear discrepancias y divisiones en la cartera que atravesó por varias turbulencias desde que llegó esta nueva gestión. Ahora pasa al ámbito municipal, de donde nunca debió haber salido ya que, experiencia en seguridad, nunca tuvo como para improvisar livianamente en la función pública.

La salida de Cruz alegró a muchos. El coronel retirado fue uno de los que más festejó el alejamiento, aunque recordaba con congoja lo feliz que hubiera sido si esa decisión se tomaba nueve meses atrás, antes de su renuncia forzada. Pero hay otro grupo de personas a las que la dimisión de Benja les sienta con un poco de temor. Entre ellos se puede mencionar a su familia y a los vecinos de la cuadra de calle Santiago Morales al 700, lugar en donde estaba emplazada una garita policial que custodiaba 24/7 el domicilio particular del ahora ex secretario de Seguridad de la provincia; un lujo que ni el propio ministro solicitó con anterioridad.

Es que no solamente se trata de una estructura que podía ahuyentar a cualquier malhechor de cometer alguna fechoría, no. La garita implicaba presencia policial durante todo el día, literalmente, aunque sea un efectivo por turno, y el patrullaje constante con personal de la comisaría tercera de Tres Cerritos, que ya estaban hartos de tener que dejar de cumplir con sus verdaderas obligaciones, solo para "pispear" que todo en la casa de Cruz estuviera de maravilla. El estado de la garita, con techos que se llovían, sin las mínimas comodidades, o mínimas atenciones por parte de quienes se veían directamente beneficiados; no le importaba a nadie. En el mes de enero te contábamos que los pobres elegidos para cumplir las horas de guardia en el lugar, debían convivir en una estructura de 1,50 por 1,50 metros de ancho, donde pasaban 8 horas diarias (tres turnos), y en el cual los efectivos padecían las bajas o elevadas temperaturas ya que no contaba con calefacción o ventilación; además que se filtraba agua de lluvia hacia el interior.

Ahora, con su nueva designación al frente de la Municipalidad de Salta, sus ex superiores solicitaron de forma inmediata que, a la brevedad, se desmantele la garita en cuestión y sea puesta a disposición de cualquier sector de la vial que desea guarecerse del frío durante el invierno en los inútiles “controles” viales que se plantan en rutas cercanas a la capital.

Otro punto importante tiene que ver con el reemplazo de Cruz en la Secretaría de Seguridad, puesto no tan codiciado por la exposición que representa. Dicen que la que ya se anotó fue Frida Fonseca tras el boleo que le dieron desde el CCM. No pierde una oportunidad esta mujer.

Lectores: 413

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: