Política
Panorama

No se la van a perdonar en Río Negro: Arabela Carreras vivió su peor semana desde que asumió como gobernadora

La mandataria, Arabela Carreras, le había declarado la guerra a los gremios pero ellos con paros y movilizaciones lograron doblegarla. (Dibujo: NOVA)

La mandataria le había declarado la guerra a los gremios pero ellos con paros y movilizaciones lograron doblegarla.

Esta semana fue una de las más complicadas para el Gobierno de Río Negro, dónde todos los sindicatos de los trabajadores de Estado hicieron fuerte protestas frente a Casa de Gobierno y hasta algunos funcionarios amenazaron con presentar su renuncia por la fuerte presión social.

Hace unos días el escenario era que la Gobernadora amenazaba a los sindicatos con recortes salariales, pago en bonos y descuentos por los días de paro, pero un día cambió todo y eso fue cuando la presión social entre los trabajadores del Estado y el Gobierno llegó a tal punto de volar todo por los aires.

El día lunes la policía que también era un sector que reclamaba incrementos salariales en frente de casa de Gobierno, un grupo de ellos entró en el Ministerio de Seguridad y amenazó a la ministra de Seguridad y Justicia, Betiana Minor, con romper todas las instalaciones y no prestar servicios sino se aclaraba la situación, según fuentes del propio ministerio, la funcionario le dijo a la Gobernadora que ella renunciaba porque la presión era demasiado para aguantan amenazas que atentaban contra su seguridad.

Otros funcionarios siguieron la misma línea y le presentaron no oficialmente, la renuncia a Carreras, situación que si se daba era una evidencia de quieren y una crisis institucional muy difícil de soportar.

Antes estás cuestiones, con la presión interna dentro del propio Gobierno rionegrino más la crisis social desatada contra los trabajadores, Arabela Carreras no tuvo otra opción que echarse atrás y ofrecer un 32 por ciento de aumento, más que lo pretendido por la mayoría de los gremios.

Está situación hizo poner en evidencia la debilidad gubernamental del Gobierno de ella misma como principal funcionaria.

Está situación como si fuera poco, muchos medios de comunicación pagados por el Gobierno la pasaron de largo, pero desde NOVA accedimos a fuentes de primer nivel que aconteció que ocurrió en el mientras tanto las movilizaciones ejercen más presión a los funcionarios de la administración actual.

A los días, luego del anuncio de los incrementos salariales y aceptados por la mayoría de los gremios, menos el de los médicos, la caradura de la gobernadora salió a decir que estos aumentos era para contener a la inflación y que ella siempre pensó en la recomposición salarial frente a la crisis económica del país.

Este mal pesar no queda solo acá, sino que su manera de actuar no fue la acertada y su imagen positiva que se encontraba con buenos números, descendió drásticamente.

Lectores: 542

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: