Política
Nuevas miradas

Córdoba: el príncipe heredero

La campaña política en Córdoba y por lo que dicen en casi toda la República Argentina ya está lanzada. Juan Schiaretti se rearma con nuevas figuras. (Dibujo: NOVA)

La campaña política en Córdoba y por lo que dicen en casi toda la República Argentina ya está lanzada.

Poco importa las penurias de la gran mayoría de los cordobeses que tienen que lidiar con los altos impuestos, la inflación, la pobreza,la salud los piquetes, sus propios problemas personales,sociales vecinales, familiares y cómo si esto fuera poco bancarse los estragos que está produciendo la cultura del consumo a ultranza el narcotráfico y las adicciones todo esto atravesado de punta a punta por el flagelo de la corrupción y la inseguridad.

En medio de toda esta malaria que acabo de describir quizás con un poco de exageración, aparecen brotes verdes, amarillos, rojos qué hacen esperanzar en qué un nuevo tiempo puede llegar a venir a Córdoba por lo menos.

Se puede ver muchas empresas, personas, agrupaciones, cooperativas, asociaciones civiles y sectores del estado que a pesar del entorno negativo y a veces asfixiante que nos rodea logran avanzar en proyectos qué a priori parecen imposibles.

Emprendedores poniendo locales que no tienen nada que envidiar al primer mundo, desarrolladores de software, tecnológicos, deportistas, automotrices, educadores, capacitadores y dirigentes vecinales nos asombran con su gran optimismo, confianza y capacidad para mostrarnos qué hay un mundo de proyectos y sueños que se pueden realizar sin importar el contexto.

Entre las observaciones qué a muchos ciudadanos de Córdoba Capital sorprende, es como el municipio sigue avanzando con obras y realizaciones qué nos dejan muchas veces perplejos y gratamente sorprendidos y esperanzados.

Obras como la reparación completa de la avenida Julio a Roca postergada durante décadas, la transformación qué está teniendo la ciudad con el programa de la economía circular, la propuesta para convertir a Córdoba en un centro de atracción turístico mundial con obras como la de la avenida maipú su conexión con el río suquía y con nueva Córdoba convirtiendo una avenida de estilo capital africana en un bello paseo para caminar, comprar y disfrutar con la familia y los amigos, y ni que hablar con algunas zonas de la ciudad cubiertas con transporte público de pasajeros de nivel europeo en los que los ciudadanos disfrutamos de buenas frecuencias y unidades de transportes muy bien conducidas con aire acondicionado WiFi muchas de ellas flamantes y con buen mantenimiento.

Algunos dirán que se podría hacer mucho más pero hay que tener en cuenta que todas estas obras se hacen en medio de otra de las crisis más prolongadas y aplastantes que ha tenido la República Argentina.

Hay que sumar que el municipio según dicen muchos entendidos está casi en bancarrota ya que gran parte de sus ingresos van a parar a salarios de los empleados municipales, gastos fijos que por ley o por corrección política no no se pueden modificar y una cultura muy poco ahorrativa y transparente qué tiene el sistema desde hace décadas

Viene la pregunta: ¿Cómo estás haciendo Martín Llaryora? De dónde saca tantos recursos?

La respuesta pareciera ser muy simple: nuestro intendente ha sido ungido cómo el príncipe heredero qué reemplazará la partida de Juan Schiaretti de la gobernación de Córdoba.

Eso le permite contar con enormes recursos qué de otra manera hubiera sido imposible obtener.

Obviamente debe estar la habilidad y la preparación de equipos técnicos capaces.
Pero seguramente el flujo de fondos que puede aportar una provincia como Córdoba focalizados en una ciudad, es muy pero muy importante.

Así Martín Llaryora tiene una parte de su campaña política hacia la gobernación bien cubierta.

Por otra parte, al ser el elegido, no tiene rivales internos con quiénes gastar energía.

Todo esto hace pensar que tiene muchas posibilidades de llegar con éxito al objetivo, solo tiene que luchar contra el cansancio de amplios sectores de la población de tanto peronismo, los problemas eternos estructurales que están sin solucionar y la posibilidad de alguna crisis de su propia gestión.

Además sus rivales a pesar de la buena performance electoral, se están complicando.

La unidad que tanto habían proclamado mantener y promover a toda costa Juntos por el Cambio, se está resquebrajado sobre todo desde la última convención radical en la que se fortaleció una corriente interna que impulsa un de Loredo gobernador.

Por el lado de izquierda están como siempre, no se conoce ningún candidato que tenga alguna posibilidad.

En el lado derecho todavía están en veremos, avanza con mucha fuerza la libertad avanza liderada en Córdoba por Agustina Spaccesi, pero todavía está muy verde a pensar que en algunas encuestas el crecimiento de los liberales está siendo impresionante.

Están tratando de formar partidos los seguidores de Juan José Gómez Centurión pero la cosa viene muy lenta.

Desde algunos sectores políticos qué tibiamente están tratando de surgir, están convencidos que Córdoba tiene un potencial enorme no solo en lo económico sino también en lo cultural y en lo social.

Podría ser el faro qué con su ejemplo ilumine al resto de las ciudades y provincias de la Argentina creando una corriente de desarrollo y crecimiento sustentable acorde al país que soñaron nuestros antepasados fundadores.

Afirman que si nuestros políticos, legitimados con el voto de la ciudadanía consiguieron en algún momento juntarse como ya ocurrió otras veces y elaborar todos juntos, unidos un plan estratégico de desarrollo basado en los principios que le dieron comienzo a nuestra Nación, la Constitución Nacional, los valores y la cultura Argentina, en pocos años podríamos estar viviendo una realidad mucho más venturosa qué la que tenemos actualmente y podríamos dejar un país maravilloso para nuestra descendencia.

No suena nada mal, veremos qué sucede en los próximos meses de campaña que ya está en marcha.

Lectores: 530

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: