Política
Siguiendo los pasos de "La Jefa"

La "Evita amarilla" arrancó su campaña con bastante tufo K: una lista repleta de "casta" en Tierra del Fuego

La diputada nacional María Eugenia Vidal apeló a datos falsos y mentiras como método de estrategia, similar a lo que recurre la vicepresidente Cristina Fernández de Kirchner. (Dibujo: NOVA)

La "Evita amarilla", como es reconocida la ex gobernadora María Eugenia Vidal que se devino en diputada nacional por la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, arribó hacia Ushuaia (Tierra del Fuego) para ofrecer apoyo a una lista de Juntos de cara a las elecciones a convencionales constituyentes de este domingo.

Dicho movimiento político se debió a que, días anteriores, el fenómeno de Javier Milei pegó bastante fuerte con la llegada del economista al sur. Lo cual significará, en buena medida, la tendencia de la derecha cuánto peso tiene verdaderamente.

Vidal tuvo una escasa convocatoria, muy similar a la que se sucedieron en sus visitas a las provincias de Chubut en el mes de febrero, San Juan durante marzo, Neuquén por abril y esta semana en Córdoba. Lo cual la deja muy mal parada de cara al 2023 y sus serias intenciones de sentarse en el Sillón de Rivadavia.

Esto puede estar ligado a que al pisar la capital fueguina, la diputada mintió descaradamente, proveyó de datos falsos y promovió a aliados poco confiables de cara a las elecciones. "Vengo a darle todo mi apoyo a esta lista de Juntos por el cambio por muchas razones: la primera es por que esta lista representa lo que muchos argentinos esperan de la política. Una lista compuesta por comerciantes, docentes, médicos, personas que nunca hicieron política y que decidieron involucrarse por que se sienten atropelladas".

Así como la tan críticada Cristina Fernández de Kirchner, Vidal pintó una realidad falsa en su primer intento por meterse en la política sureña. La mayoría de los candidatos de la lista de Juntos trabaja (o bien lo hicieron) en la administración pública.

Por ejemplo, la segunda en la lista, Viviana Guglielmi, es una histórica funcionaria pública que ha estado con prácticamente todos los Gobiernos. En 1992, fue designada por el peronista Mario Daniele como directora de Planificación y Proyectos Urbanos de la ciudad de Ushuaia. Desde entonces, trabajó 23 años ininterrumpidos en la administración pública.

Luego, en 2003 fue desginada por Jorge Alberto Garramuño (MPF) como coordinadora de Desarrollo Urbano, cargo que ocupó hasta 2007, cuando el recién asumido Federico Sciurano (UCR) la designó como secretaria municipal de Desarrollo y Gestión Urbana, a cargo de las subsecretarías de Gestión Urbana, Planeamiento Urbano, Obras Públicas y Servicios Públicos.

Se mantuvo en el cargo de secretaria hasta el año 2011, resultando electa concejal, mandato que cumplió en el año 2015, cuando por fin decidió dedicarse al ámbito privado como arquitecta. "Todos nunca tuvieron un cargo, nunca hicieron politica, es la primera vez que se presentan para pelear contra la re reeleccion camporista", dijo Vidal, mintiendo descaradamente.

Ya en el tercer lugar de la lista se ubica Alejandro Pagano Zavalía, quien si bien se desempeña como un abogado en un estudio jurídico privado, entre 2016 y 2017 fue relator del Tribunal de Cuentas de la Provincia de Tierra del Fuego, un cargo público.

Quinto se encuentra Jorge Rabassa, un geólogo del CONICET que milita el alarmismo climático y fue el autor de la Ley de Medio Ambiente de la provincia, asesorando a varios legisladores sobre el tema.

Quizás el caso de más renombre es el de Analía Casal. La sexta candidata a constituyente fue funcionaria de la Municipalidad de Ushuaia entre 2007 y 2011, año en el que ingresó al Concejo Deliberante, hasta 2015.

Pero cuando cumplió su mandato, lejos de retirarse a la actividad privada como hizo su compañera Guglielmi, entró al Poder Legislativo de Tierra de Fuego como empleada administrativa, cargo que mantiene hasta la actualidad. Además, en 2019 asumió como asesora del bloque de la UCR en el Senado de la Nación, cargo que también ostenta aún.

"Sienten que una ciudad dónde cada concejal tiene 20 asesores, y eso es injustificable; una ciudad dónde no hay tolerancia al que piensa distinto; una ciudad dónde se duplico la planta municipal de empleo públicos", dijo Vidal en una de las tantas entrevistas que dio en Ushuaia.

Lectores: 596

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: