Economía y Empresas
Se les dio vuelta la tortilla

Ajustense los pantalones: el Ministerio de Economía enfrenta su primera corrida al peso en medio de la crisis económica

El Gobierno busca desesperadamente la manera en que el Banco Central pueda adquirir los bonos y darles una mano en la interminable crisis económica. (Dibujo: NOVA)

El Ministerio de Economía se prepara para lo inevitable, mientras que el titular de dicha cartera, Sergio Massa, enfrenta la primera corrida al peso, con un mercado que está sobrepasado de bonos en moneda nacional.

Entre tanto, el Gobierno busca, como sea, que el Banco Central los compre, dejando como consecuencia unas tasas cuyos bonos no superan el 8 por ciento en 2023, y 12,9 por ciento en 2024.

Sin dudas, se trata de tasas que dan cuenta que Argentina no podrá costearlas y llevará a un reperfilamiento, tal cual hizo el ex presidente Mauricio Macri, y algo que el oficialismo actual no se cansó de criticar en campaña.

Si bien pagarlos en emisión no es algo inviable, las consecuencias son inevitables, dejando una emisión elevadísima, algo que terminaría, indefectiblemente, en una suba a la inflación y una gran brecha cambiaria.

Teniendo en cuenta que la deuda de la Tesorería más el Banco Central República Argentina es de 436.858 millones de dólares, preocupa que la mayor parte de la deuda tenga un ajuste, ya sea por índice de inflación o esté nominada en moneda extranjera.

Según el analista económico, Salvador Di Stefano, el único salvavidas del país es crecer para achicar ese peso que maneja la deuda, logrando el tan ansiado superávit fiscal y generar confianza para renovar los plazos de vencimiento.

La única salida que tiene Argentina es crecer para diluir el peso de la deuda, lograr superávit fiscal para no incrementar el stock de deuda, y generar la confianza necesaria para poder renovar deuda a plazos más largos.

Lectores: 1436

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: