Economía y Empresas
¡A tener en cuenta!

Obligaciones negociables: inversiones que pagan más del 10 por ciento anual en dólares

Las empresas se vieron afectadas y tuvieron que enfrentar grandes pérdidas de dinero.

Luego de dos años de crisis a nivel global, la población está comenzando a reconstruir sus ahorros e inversiones de capital. Las empresas se vieron afectadas y tuvieron que enfrentar grandes pérdidas de dinero. En la actualidad, están acomodando sus capitales, con estrategias de inversión en moneda local y extranjera.

Como consecuencia del estallido de inflación a nivel mundial, las compañías deciden resguardar su divisa estadounidense, con plazo fijo en dólares o con algún instrumento de renta variable. Cualquier opción es mejor que dejar el dinero estancado y en proceso de devaluación.

En el territorio argentino, el Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) publicó un Índice de precios al consumidor que cerró en septiembre en 83 por ciento de variación interanual.

Mientras tanto, en suelo estadounidense, las cifras también preocupan, alcanzando un IPC con tasa de variación anual del 8,2 por ciento. Esta cifra está alcanzando un alto histórico, que presiona a las grandes compañías a resguardar su divisa extranjera o hacerla rendir con alguna estrategia bursátil.

En la segunda mitad del año 2022 las inversiones se centraron en obligaciones negociables o bonos corporativos, que les permitan a las empresas la obtención de una renta, emitiendo deuda.

Los expertos en el mercado de inversiones resaltan que "en estos momentos, en los que la inflación de Estados Unidos se encuentra cerca de los niveles más elevados en 40 años, ahorrar en dólares líquidos puede significar una pérdida importante de poder adquisitivo para las personas".

"Si bien existen inversiones tradicionales de renta fija que solían al menos igualar la inflación en dólares, hoy ninguna de ellas funciona de cobertura", se añadió.

"Ya sea porque tienen un rendimiento por debajo de la inflación o bien, porque presentan un riesgo alto. En este sentido, para los interesados en una alternativa que sí funcione como refugio a la suba de precios, podría ser una buena idea tener exposición en algunas obligaciones negociables", afirmaron.

Los bonos privados de deuda pueden llegar a pagar más de 10 por ciento anual en dólares, representando una gran alternativa de renta sobre las acciones. Al momento de emitir la deuda, se establecen los plazos y montos estipulados para el inversor.

Si bien, los porcentajes de renta son tentadores y existe un buen flujo de fondos, hay ciertos riesgos a tener en cuenta a la hora de realizar este tipo de inversiones. Según los profesionales, la desventaja más marcada de esta herramienta bursátil es la poca liquidez.

Este fenómeno sucede a raíz de las inversiones a largo plazo, donde los inversionistas no pretenden retirar el capital a la brevedad, ni cobrar su renta mensualmente.

A su vez, existe el riesgo de que la empresa que emite la deuda caiga en default o quiebra. Esta opción es poco probable, pero puede ocasionar que los usuarios pierdan la posibilidad de obtener la renta.

Paralelamente, el Banco Central de la República Argentina, a raíz de la inestabilidad económica, podría optar por retener los dólares y no entregarlos a las empresas. Por estos motivos, se deben analizar bien las opciones de inversión en dólares, antes de tomar responsabilidades financieras.

Lectores: 1351

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: