Política
Preparadas las PASO

Rodríguez Larreta, el gran vencedor del cierre de las listas

El jefe Gobierno de porteño le ganó de mano al resto. (Dibujo: NOVA)

Con su particular estilo histriónico, Guillermo Moreno definió la interna de Propuesta Republicana: "Es algo loco que los gerentes del PRO se quieran quedar con el negocio del patrón", haciendo referencia al apartamiento del ex presidente Mauricio Macri de la disputa interna que parecía dispuesto a dar para defender su jefatura partidaria. La consagración de Horacio Rodríguez Larreta y sus candidatos María Eugenia Vidal en la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y Diego Santilli en territorio bonaerense.

Podrá disentirse sobre su interpretación, pero no sobre el fabuloso avance en la consolidación de su liderazgo interno que cristalizó el jefe de Gobierno porteño con el cierre de listas en ambos distritos. Tan sólo una semana atrás, todo el espacio de Juntos por el Cambio aparecía conmovido por la confrontación entre Rodríguez Larreta, Patricia Bullrich, Elisa Carrió, Jorge Macri y un radicalismo dispuesto a “ir por todo”.

Sin embargo, este sábado a las 23 horas, el alcalde porteño se erigió en el vencedor incuestionado de la coalición, al menos hasta que las PASO y las elecciones generales den el veredicto definitivo. Con mucha muñeca y no menos “rosca”, su sueño presidencial marcha viento en popa.

El jefe de Gobierno hizo lo que debía hacer en una situación de transición: negoció con sus competidores e impuso a sus candidatos. Con un liderazgo en construcción, alcanzó un difícil acuerdo con Jorge Macri, a costa de ceder lugares destacados en las listas provinciales: la sexta candidata a diputada nacional en la lista de Santilli, María Sotolano, el primer candidato a senador provincial por la Primera Sección electoral, Christian Gribaudo, la primera y la sexta candidatas a diputadas bonaerenses por la Segunda Sección electoral, María Paula Bustos y Fernanda Antonijevich; la sexta diputada provincial de la Tercera Sección electoral, Silvia Sierra, y los 2 primeros candidatos para el Senado provincial por la Cuarta Sección electoral, Yamila Alonso y Paolo Barbieri.

Tampoco Patricia Bullrich quedó defraudada, por lo que debió archivar sus amenazas de volver a presentar lista en las PASO porteñas ante la mínima señal de incumplimiento de los acuerdos pactados. Fernando Iglesias fue inscripto como cuarto candidato a diputado nacional por la Ciudad (una solicitud original de Mauricio Macri), Gerardo Milman, su principal alfil, recibió el quinto lugar en la lista de Santilli, y colocará por primera vez a una candidata propia en la Cámara de Diputados bonaerense, Florencia Retamoso, la esposa de Milman.

También Rodríguez Larreta consiguió seducir a otro descontento, Daniel Angelici, a cambio de ubicar en el primer lugar de la lista de senadores por la Primera Sección a Christian Gribaudo, y colocó en el segundo lugar de la lista de legisladores porteños de la boleta de María Eugenia Vidal a Inés Parry, y en el undécimo a Gustavo Mola.

Otro cierre brillante fue el acuerdo con Gustavo Posse, para dividir al radicalismo del conurbano en perjuicio de la lista de Facundo Manes, y hasta tuvo tiempo de amparar a Hernán Lombardi (un radical macrista de cuello negro) en un lugar expectable de la lista de Santilli y al secretario privado de Mauricio Macri (urgido de fueros para ponerse a salvo de la acción de la Justicia), en la lista de Vidal.

Sólo le faltó para integrar a sus listas de JxC de CABA a los radicales disidentes, pero esto no afectará su victoria en las PASO.

De este modo, Rodríguez Larreta consiguió evitar que la bomba de la disolución de la coalición le explotara en sus manos. Ahora su proyecto presidencial se definirá en las elecciones de la Provincia de Buenos Aires, en las que si bien Diego Santilli será el candidato, Horacio Rodríguez Larreta será el alma, el cerebro y el rostro oculto de la campaña.

Lectores: 1001

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: