Interior del país
No tienen cara

Salta: diputados que no trabajaron por más de un año faltaron a la segunda sesión por el Día de la Diversidad Cultural

No son Alí Babá y los cuarenta ladrones, claramente. Pero los 60 diputados salteños sí podrían protagonizar una versión más gauchesca de esa obra literaria.

Si bien el título es parecidísimo al cuento de Las Mil y Una Noches “Alí Babá y los 40 ladrones”, debemos aclarar que no guardan demasiada relación. O bueno, tal vez un poco. Resulta ser que este martes, cuando todos los salteños esperaban una nueva sesión de la Cámara de Diputados local, éstos tuvieron el tupé de no hacerlo bajo la excusa del Día del Respeto por la Diversidad Cultural, el ex Día de la Raza.

Esta raza de legisladores, quienes estuvieron un año y medio sin aparecerse por el recinto más que para sacarse un par de fotos o hacer uno que otro video para las redes sociales, recién volvió a trabajar de forma presencial hace dos semanas y este martes ya pegaron el primer gran faltazo. Todo esto, obviamente, frente a los ojos del secretario Administrativo de la Cámara, Gastón Galíndez, quien seguramente no va a descontar ni un centavo del nutrido sueldo que cada uno de los 60 representantes departamentales perciben religiosamente cada 1 de mes.

Llama la atención que, a pesar de no aparecerse por la Legislatura, si se lo vio al Jhonny Bravo salteño en sus oficinas de calle Zuviría al 400 en compañía de su hermano, una especie de clon del ex funcionario municipal, mientras cargaban distintas cosas en una camioneta Amarok color gris estacionada en la puerta del despacho, junto a una joven mujer de cabello rubio, gorra deportiva y ropa de gimnasia color flúor en horas del mediodía; cuando se debería estar preparando la sesión ordinaria.

Quien sí tuvo la suerte de ver algo poco común, como lo es presenciar a varios diputados dentro del recinto de calle Mitre, fue Luis María García Salado. El presidente de Aguas del Norte, empresa sumamente cuestionada por el deficiente servicio que presta a los pobladores de distintos puntos de la provincia, fue convocado para que brinde junto a sus compañeros de trabajo, un informe sobre la situación financiera, los servicios, obras en ejecución y aquellas que se tiene previsto proyectar en los próximos meses. Lejos de ser un encuentro fructífero, Salado solamente se llevó anotadas un par de quejas de algunos legisladores, al igual que el requerimiento de obras de infraestructura hídrica para distintas zonas de la provincia. Lo que al parecer no saben los representantes del pueblo, o en lo que no quisieron ahondar, es en el aumento de tarifa que solicitó la empresa en medio de una crisis económica sin precedentes acrecentada por la situación de pandemia que atraviesa el mundo, y que en Salta recién está queriendo aplacarse luego de una segunda ola trágica con cientos de personas fallecidas.

Tras esa reunión que estuvo presidida por el presidente de la Cámara, Esteban “Acomodo a mis amigos con cargos” Amat, y de la cual participaron un grupo reducido de diputados y legisladoras, éstos resolvieron que ya habían velado demasiado por el bienestar de los comprovincianos y decidieron tomarse la tarde libre. Otros, los más descarados tal vez, ni siquiera tuvieron la decencia de apersonarse y prefirieron disfrutar de un fin de semana extra largo en los que algunos estuvieron hasta fuera de la provincia en una especie de “mini vacaciones”.

No son Alí Babá y los cuarenta ladrones, claramente. Pero los 60 diputados salteños, con la venia de aquel que debe velar por las finanzas de la Cámara como lo es el titular de la Secretaría Administrativas, sí podrían protagonizar una versión más gauchesca de esa obra literaria. Experiencia “ladri” tienen muchos de ellos y, convengamos, son bastante artistas a la hora de no querer presentarse a trabajar. De leer guiones no creemos, si algunos ni siquiera leen o formulan los proyectos que presentan, si es que lo hacen. Lo único que importa es saquear para vivir bien, recaudar para las reelecciones y, obvio, acomodar a familiares o conocidos en cuanto AP les sea otorgado. Sino vayan a ver quiénes son cada uno de los asesores que tienen los legisladores. La pyme avanza a paso firme.

Lectores: 916

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: