Política
¿En qué quedamos?

Un Gobierno "peronista" que no pondrá la cara el Día de la Lealtad: el Presidente canceló el acto del 17 de octubre

Las diferentes facciones del movimiento han dejado expuestas sus internas, en un día que deberían mostrarse fuertes a nada de las elecciones generales. (Dibujo: NOVA)

El Gobierno canceló el acto que tenía previsto el 17 de octubre y pedirá a sus militantes que se sumen a la movilización de la Confederación General del Trabajo (CGT) del lunes 18 de octubre con motivo del Día de la Lealtad Peronista.

El acto del 17 se había empezado a preparar a una mayor escala luego de la derrota electoral en las PASO por el albertismo, espacio que confía que lo que el presidente Alberto Fernández necesita para mejorar el resultado en las urnas es mostrarse más cerca del peronismo clásico. Sin embargo, hubo algo que se les olvidó, este año ese día coincide con el Día de la Madre.

La confirmación fue proporcionada por el jefe de Gabinete, Juan Manzur, quien explicó que el acto en el que Alberto Fernández iba a ser el orador no se realizará porque "coincide con el Día de la Madre y todas las familias van a compartir ese día".

Pero en vez de pasar la organización para el 18, Alberto Fernández, en su carácter de titular del Partido Justicialista (PJ), difundirá el domingo un video con un “saludo muy especial a todo el peronismo“.

Manzur también anticipó que "el Gobierno se va a sumar" a la movilización de la CGT, que se realizará ante el Monumento al Trabajo, en avenida Paseo Colón al 800, pero que éste tendrá un sesgo netamente sindical, sin presencia de dirigentes políticos ni oradores.

La decisión gubernamental se difundió en medio de un clima de incomodidad de la Casa Rosada: algunos funcionarios creían que la marcha de la CGT iba a interferir en la campaña porque estaba prevista dos días antes de que, según la legislación vigente, quedaran prohibidos los actos públicos vinculados a los anuncios de gestión.

Y, de esta forma, el acto sindical le quitaría protagonismo ante el electorado a cualquier anuncio que pudiera hacer Alberto Fernández el lunes próximo. Según dicen en la CGT, nadie les transmitió esa sensación a la cúpula de la Confederación, aunque había cierta expectativa en que los sindicalistas levantaran su acto para apostar al que había anunciado el Gobierno para el domingo.

Así, Alberto se suma una derrota más en sus intentos por levantar la cabeza luego del golpe que le dio Cristina Fernández de Kirchner. El Presidente iba a ser el único orador del mega acto que estaba previsto hacerse en un estadio o en el Mercado Central para recordar el 17 de octubre y al que pensaba invitar a gobernadores, intendentes, legisladores y sindicalistas alineados con el Frente de Todos, pero, según dicen en el entorno presidencial, la Vice le bajó el pulgar.

Lectores: 723

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: